f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico sensor digital – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

Cuanto puede durar nuestra cámara? (sensor/obturador)

Toda parte de la cámara al disparar sufre un desgaste. La pantalla, los botones, el enfoque, mecanismos de zoom de los objetivos, a distinta escala obviamente. Tal como cualquier aparato mecánico que al utilizarlo se va desgastando, la cámara también sufre el uso y va perdiendo y disminuyendo su versatilidad hasta alcanzar el punto máximo de su vida útil.

 

Los sensores
Los sensores con el tiempo empiezan a desarrollar hot pixels y ese es el mayor desgaste que sufren.

Un "pixel caliente" es un punto en el sensor de una cámara digital que reacciona demasiado a la luz. Este punto es tan sensible que no distingue colores: sin importar la cantidad de luz, el pixel siempre va a estar encendido y va a ser del mismo color a lo largo de todas las fotos y sin variar de posición, esto es porque simplemente falla y solo logra procesar la información del color en el cual se encuentra "atascado".

hot_pixels

El resultado es que en las fotos siempre va a aparecer un punto luminoso de un color que nada tiene que ver con la imagen, no confundir con lo que llamamos “ruido”). Por lo general el punto tiene forma de cruz, y es visible solo cuando se magnifica la imagen al 100% o más.

Y, en la mayoría de los casos, no significan nada en especial. No implican que el sensor se esté dañando o deteriorando. Son solo una característica mas de la cámara.

 

La mayoría de los fabricantes tienen una política muy dura con respecto a esto: si tu cámara esta en garantía y se presenta este problema en la imagen, esta debe cumplir un mínimo determinado de hot pixels para que consideren el cambio o reposición por una cámara nueva. Los hot pixels, según los fabricantes, son considerados fallas mínimas e imperceptibles que no están cubiertos por la garantía, excepto, cuando son de una cantidad considerable. Cada fabricante tiene un numero determinado y nadie tiene la certeza de cuantos son.

 

Cómo se encuentran?

En Internet hay una utilidad muy interesante llamada Dead Pixel Test, que permite determinar cuáles pixeles de la cámara son calientes y bajo qué condiciones. La prueba es fácil: se toma una serie de fotos en total oscuridad (con la tapa del lente puesta por ejemplo). Luego se le dan al programa las fotografías, y el programa las analiza buscando puntos luminosos… que son los pixeles muertos.

 

Investigando un poco, encontré un tip de una solución un tanto extraña, pero que ha funcionado todas las veces que lo intentaron. El proceso simplemente consiste en invocar la limpieza manual del sensor. La mayoría de las cámaras DSLR del mercado tienen una función de limpieza automática, que se ejecuta cada vez que se la prende, y otra manual, que lo único que hace es levantar las cortinas del disparador y exponer el sensor para que le usuario pueda limpiarlo. Con solo invocar este proceso, y dejar la cámara en esta posición un minuto, es decir, simplemente con las cortinas levantadas, lo soluciona. Es bastante raro e increíble, pero lo he probado y ha funcionado. Desconozco que acción tendrá esto sobre los hot pixels, pero parece que funciona. Ni siquiera es necesario retirar la lente o la tapa del cuerpo, con dejar la cámara en esta función un minuto alcanza.

 

Obturador
Volviendo al tema de los mecanismos, en las cámaras de tipo reflex, al presionar el disparador, el obturador, es el mecanismo que levanta el espejo mueve 2 cortinas y expone el sensor, esta es la parte del mecanismo que más desgaste sufre. Por lo tanto, antes de preocuparme por la vida útil del sensor yo pensaría más en preocuparme por el oburador.

obturadorSegún, pude encontrar, en un White Paper de Canon, dice que el rendimiento asegurado del obturador en una EOS 1Ds Mark III, es de 300.000 obturaciones o más.

Pero todos los fabricantes hablan muy poco de este tema, obivamente por cuestiones de amor propio.

El factor de recorte

Ya hemos hablado en otra oportunidad sobre los sensores digitales pero quiero reforzar el concepto del factor de recorte que muchos pasan por alto al comprar un objetivo.

 

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta entre cámaras Full Frame (FF) y aquellas con factor de recorte, es la equivalencia existente entre diferentes objetivos. Como bien saben, los conocidos 35mm, serían en el Full Frame o formato completo, la diagonal del sensor que tiene una longitud de 43,27mm, a partir de aquí vendrían los sensores más pequeños con factor de recorte.

vfcompCan Comparación del sensor FF de la Canon EOS 5D respecto de los otros modelos de Canon

 

Los más comunes en las cámaras DSLR de hoy en día viene a ser el 1,5 de factor de recorte que tendrían las Nikon, Pentax o Sony Alpha, en las cuales nos encontramos que su sensor tiene una diagonal de 38,3mm o las Canon con un factor de 1,6 y cuya diagonal tendría una longitud de 27,1mm. Esto influye y mucho, siendo algo a tener en cuenta cuando vamos a utilizar un objetivo.

 

Por ejemplo, en las Canon, colocar un objetivo de 50mm con su nivel de recorte vendría a ser como montar un 80mm en las Full Frame y ni hablar de los objetivos gran angulares.

 

Este vídeo resulta curioso por las cuidadas tomas que han hecho con cada objetivo. El modelo se encuentra alejado en torno a los 2 metros aproximadamente de la cámara, y nos muestra como se ve según el objetivo que utilices.

 

A veces una demostración tan visual, más allá de la calidad de cada cámara, nos puede ayudar a hacernos una idea de como funciona este factor de recorte.

 

Tips para preservar de polvo el sensor de nuestra digital

Si tenes  una cámara digital DSLR, probablemente has tenido la mala experiencia de que al bajar tus fotografías a la computadora, después de un largo dia de fotografía, te das cuenta que hay algunos puntos o manchas negras sobre las imágenes.
Estos puntos y manchas aparecen en exactamente el mismo lugar en todas tus fotografías. Puede que sean menos notorias cuando hay fondos con muchos detalle (y más notorias cuando el fondo es simple como el cielo azul, especialmente cuando tomo la fotografía con una apertura pequeña), pero están ahí en todas sus tomas.

La causa de estas manchas o puntos es con gran certeza la existencia de tierra en el sensor de imagen de su cámara.

sensor sucioHoy en día se construyen cámaras que cuentan con tecnología que ayuda a combatir este problema (por ejemplo la Canon EOS 400D/Rebel Xti y otras) con un sistema automático de limpieza; pero este sistema no es infalible.

La mayoría de los propietarios de una DSLR eventualmente tendrán este problema (al menos de que nunca cambien los objetivos), por lo cual a continuación les daré algunos consejos de cómo aminorar las probabilidades de que esto suceda:

 

Evita cambiar de objetivo en situaciones riesgosas (cuando hay viento, agua, polvo, etc.), elije un objetivo de ser posible y trabaje con el.

 

Apaga la cámara antes de cambiar un objetivo. En algunas cámaras el sensor tiene una carga eléctrica que de hecho atraerá polvo como si fuese un imán.

 

Sostiene la cámara boca abajo (con la abertura hacia abajo) cuando cambie los objetivos. Es prácticamente imposible que le caiga polvo al sensor si tu cámara esta en esta posición.

 

Tené los objetivos listos cuando vayas a hacer un cambio. Al preparar el objetivo que cambiarás reducirá el tiempo que la cámara permanece abierta.

 

Revisa que los objetivos no tengan polvo antes de ajustarlos al cuerpo de la cámara. Trata siempre de tener un soplador a mano que le permita remover pequeñas partículas del lente.

 

Limpia el sensor con mucho cuidado. Si no estas seguro de hacerlo por tu cuenta llevalo a un representante de tu marca.

Hablemos de sensores digitales

sensor

El sensor es la pieza de nuestra cámara digital que reemplaza la película de la cámaras convencionales y está encargada de traducir la luz que sobre él incide en una imagen digital. Las imágenes digitales son una matriz (rectángulo) de puntos de color: los pixels. Dibujados unos a continuación de los otros (en el monitor de una computadora, o en el papel fotográfico directamente), los pixeles crean imágenes que son nuestras fotos digitales.

La miniaturización de ciertos modelos de cámaras digitales hace que las ópticas y los sensores deban ser de menor tamaño. Pero una de las razones de mayor peso para que la industria saque sensores de reducido tamaño son los costos: los sensores de mayor tamaño son más caros. Muchas cámaras de bajo coste tienen sensores muy pequeños por este motivo. Las digitales SLR suelen incorporar sensores de mayor tamaño al ser cámaras de prestaciones (y precio) superiores.

Tabla de comparacion de sensores digitales

El full-frame (FF), o lo que es lo mismo, el fotograma completo, ha sido hasta hace poco un mundo reservado para los profesionales más pudientes de la fotografía, con la Canon EOS-1Ds Mark II como punta de lanza del mercado. Eso se acabó cuando la firma japonesa hizo oficial hace un tiempo la presentación de su réflex full-frame, la EOS 5D, una cámara teóricamente destinada al público no profesional deseoso de volver -aunque con píxeles- a los 35 milímetros.
Por lógica, un sensor más grande tiene que traer consigo una calidad mayor. Pero no sólo de calidad vive el fotógrafo. No son pocos los profesionales de la luz que, llegados a una edad, se quejan de lo terrible que es tener que cargar día tras día con pesados objetivos. Y peor aún, utilizar teleobjetivos de gran calibre y gran peso.

 

En los sensores tipo APS-C el factor de multiplicación es todo un tema. Si bien permite tener teleobjetivos más compactos, hay 2 desventajas:

 

1) El factor de multiplicación desbarata las focales de las lentes de gama alta que ofrecen Nikon y Canon. Los rangos focales de ese gama ofertados actualmente están pensados para Full Frame. Por ejemplo, no hay objetivos luminosos equivalentes a un 50mm Full Frame (aprox. 35mm para APS-C) y directamente no existen zooms equivalentes a 70-200mm (aprox 45-130 para APS-C). Sigma ya ofrece algunas cosas, pero son específicas para APS-C teniendo problemas de compatibilidad con cámaras FF.

Pero por otro lado para los aficionados a fotografía de naturaleza esta desventaja se convierte en ventaja, ya que gracias al factor de multiplicación ganan un 50% en la idstancia focal de sus objetivos.

 

2) Si se deciden por la compra de una cámara Full Frame, y es a lo que parece a lo que tiende el mercado, el cambio a un sensor más grande afectará implícitamente a los objetivos que tengas: alteración de la focal y hasta, en algunos casos, incompatibilidades (por ejemplo, paso de montura EF-S a EF en el caso de Canon).

Sensor y pelicula