f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico reflex – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

La gran duda, invierto en un cuerpo de cámara o en un objetivo?

Entramos aquí en un debate muy actual en el mundo de los aficionados a la fotografía que utilizan cámaras reflex. Hay voces que apoyan una moción u otra.
Ambos grupos dicen tener las cosas muy en claro y es por eso que dan una lista de argumentos defendiendo cada una de las posturas.

camaras dlsrEscuchemos primero los argumentos y luego les daré una opinión personal sobre el tema:

 

Motivos por los que se debería Invertir en un Mejor cuerpo de cámara

 

El cuerpo es lo más básico! El cuerpo de la cámara réflex es como el cerebro en el humano, es donde se registra la foto y donde el software realiza todo el tratamiento digital. Con un buen cuerpo de cámara se hacen mejore fotos.

 

En el cuerpo de la cámara se aloja el sensor. No puedes mejorar la resolución de las fotos ni tener un sensor más grande si no se cambia el cuerpo de la cámara.

 

Invertir en un mejor cuerpo permitirá mejorar la calidad de fotos al aumentar la sensibilidad ISO, si haces fotografía nocturna, astrofotografía, etc. las fotos tendrán una mayor definición.

 

Normalmente uno empieza con una cámara muy barata, accesible al bolsillo y de construcción básica. Con el tiempo se hace necesario escalar hacia un cuerpo de cámara semipro o profesional, más robusto, con chasis de aluminio o titanio, sellado contra el polvo y el agua, más ergonómico e incluso con una batería de mayor duración.

 

Motivos se debería Invertir en un mejor Objetivo

 

Si apuntas a invertir en un cuerpo de cámara, en poco tiempo, un año o dos como mucho, quedará obsoleto, en cambio un objetivo lo tendrás por mucho tiempo. Aunque cambies de cuerpo de cámara, tus objetivos te seguirán a lo largo de tu carrera fotográfica.

 

La calidad óptica está en el objetivo, no en la cámara. El objetivo es el responsable de que las fotografías sean mejores, de que se consigan mejores efectos ópticos, mayor nitidez y mayor cantidad de luz. En eso el cuerpo no influye para nada.

 

En cuanto compras un cuerpo de cámara, éste ya pierde valor, en caso de que lo quieras revender. Un objetivo, en cambio, conserva mejor su valor de reventa aún siendo usado.

lentes canon

Conclusión

 

En mi experiencia personal, fue un mix, empecé escalando en los cuerpos, comencé con una reflex básica y luego pasé por una semipro, hasta llegar a la Full Frame.

En ese intervalo fui quedándome con los objetivos de mejor calidad y finalmente pasé a los que alta gama, esto es un camino de ida! una vez que se prueba uno de estos objetivos, no se puede volver atrás. La calidad de imágen, velocidad de autofoco y prestaciones que se logra es abismal.

Prefiero un cuerpo de pocos megapixels con una buen objetivo que al revés.

Pero bueno depende mucho del bolsillo de cada uno y en qué etapa de la fotografía uno ande a lo que va a dedicarse, si van por este arte de  lleno y en forma profesional hay que apuntar a la gama alta no queda otra alternativa.

 

La inversión en objetivos es más rentable ya que no se deprecian con el tiempo como los cuerpos de las cámaras. Un objetivo de gama alta es siempre algo fijo que llevaremos en nuestra mochila fotográfica y que nos acompañará durante muchos años.

 

Vuelvo a repetir, y con esto concluyo que depende mucho de la elección que hagamos, cuerpo u objetivo, el tipo de fotografía que vayamos a hacer, aquí no hay ciencia, sino necesidades.

Diferencias entre las reflex de gama baja y media

Uno de los cambios más grandes que se da en la fotografía, es cuando pasamos de un modelo de reflex básico a uno de gama media.
Nuestra primera y básica cámara reflex nos ofrece posibilidades antes nunca vistas, aparte no hemos tenido la opción de probar e incluso ver otro tipo de modelos y pensamos que poco más nos pueden ofrecer gastando más dinero. Pero nada más lejos de la realidad, la calidad se paga y la diferencia es notoria.

Sony Alfa Cuando después de un tiempo decidimos dar el salto a un modelo superior de gama media, todas nuestras dudas se disipan y nos damos cuenta de que la inversión realmente ha valido la pena.

Las principales diferencias y no pocas que encontramos entre uno y otro modelo pueden ser las siguientes:
1. El tamaño es ya muy similar a una cámara de gama alta, con una empuñadura en la que generalmente entrará toda nuestra mano.
2. Los materiales de construcción son menos plásticos y se nota una mayor robustez en general.

3. Cuerpo metálico, por lo general de magnesio.

4. Montura metálica y no plástica como en algunas reflex de gama baja.

5. Sellado anti polvo y agua. No en un 100%, pero ya tienen algo.
6. El AF es muy superior, más rápido, más puntos de enfoque, sin problemas de enfoque en la mayoría de los casos, incluso en situaciones algo complicadas de luz o de poco contraste.
7. ISOs mayores con un menor nivel de ruido. En la gama media un ISO de incluso 1600 suele trabajar bastante bien, mientras que en la gama básica pasando de ISO400 empezamos a tener problemas.
8. Un mejor visor con mayor información y generalmente una mayor cobertura.
9. Pantalla más grande y con más colores.
10. Nuevas y diferentes funciones.

canon Eos 50d Podríamos enumerar incluso una lista más amplia, pero sólo hasta que no se usa y comprueba uno mismo la diferencia no se aprecia el cambio tan grande.

Con esto no quiero decir que ahora todo el mundo que tenga una cámara de reflex de gama baja deba comprar un modelo de gama media, sino que quizás para empezar en la fotografía y se tengan realmente pretensiones de invertir tiempo y esfuerzo, la gama media sea mejor opción para iniciarse.