f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico fotografa – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

La gran duda, invierto en un cuerpo de cámara o en un objetivo?

Entramos aquí en un debate muy actual en el mundo de los aficionados a la fotografía que utilizan cámaras reflex. Hay voces que apoyan una moción u otra.
Ambos grupos dicen tener las cosas muy en claro y es por eso que dan una lista de argumentos defendiendo cada una de las posturas.

camaras dlsrEscuchemos primero los argumentos y luego les daré una opinión personal sobre el tema:

 

Motivos por los que se debería Invertir en un Mejor cuerpo de cámara

 

El cuerpo es lo más básico! El cuerpo de la cámara réflex es como el cerebro en el humano, es donde se registra la foto y donde el software realiza todo el tratamiento digital. Con un buen cuerpo de cámara se hacen mejore fotos.

 

En el cuerpo de la cámara se aloja el sensor. No puedes mejorar la resolución de las fotos ni tener un sensor más grande si no se cambia el cuerpo de la cámara.

 

Invertir en un mejor cuerpo permitirá mejorar la calidad de fotos al aumentar la sensibilidad ISO, si haces fotografía nocturna, astrofotografía, etc. las fotos tendrán una mayor definición.

 

Normalmente uno empieza con una cámara muy barata, accesible al bolsillo y de construcción básica. Con el tiempo se hace necesario escalar hacia un cuerpo de cámara semipro o profesional, más robusto, con chasis de aluminio o titanio, sellado contra el polvo y el agua, más ergonómico e incluso con una batería de mayor duración.

 

Motivos se debería Invertir en un mejor Objetivo

 

Si apuntas a invertir en un cuerpo de cámara, en poco tiempo, un año o dos como mucho, quedará obsoleto, en cambio un objetivo lo tendrás por mucho tiempo. Aunque cambies de cuerpo de cámara, tus objetivos te seguirán a lo largo de tu carrera fotográfica.

 

La calidad óptica está en el objetivo, no en la cámara. El objetivo es el responsable de que las fotografías sean mejores, de que se consigan mejores efectos ópticos, mayor nitidez y mayor cantidad de luz. En eso el cuerpo no influye para nada.

 

En cuanto compras un cuerpo de cámara, éste ya pierde valor, en caso de que lo quieras revender. Un objetivo, en cambio, conserva mejor su valor de reventa aún siendo usado.

lentes canon

Conclusión

 

En mi experiencia personal, fue un mix, empecé escalando en los cuerpos, comencé con una reflex básica y luego pasé por una semipro, hasta llegar a la Full Frame.

En ese intervalo fui quedándome con los objetivos de mejor calidad y finalmente pasé a los que alta gama, esto es un camino de ida! una vez que se prueba uno de estos objetivos, no se puede volver atrás. La calidad de imágen, velocidad de autofoco y prestaciones que se logra es abismal.

Prefiero un cuerpo de pocos megapixels con una buen objetivo que al revés.

Pero bueno depende mucho del bolsillo de cada uno y en qué etapa de la fotografía uno ande a lo que va a dedicarse, si van por este arte de  lleno y en forma profesional hay que apuntar a la gama alta no queda otra alternativa.

 

La inversión en objetivos es más rentable ya que no se deprecian con el tiempo como los cuerpos de las cámaras. Un objetivo de gama alta es siempre algo fijo que llevaremos en nuestra mochila fotográfica y que nos acompañará durante muchos años.

 

Vuelvo a repetir, y con esto concluyo que depende mucho de la elección que hagamos, cuerpo u objetivo, el tipo de fotografía que vayamos a hacer, aquí no hay ciencia, sino necesidades.

Claves para ser un fotógrafo: Sara Facio

Graduada junto a Alicia D’Amico en la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1953. En 1955 recibió una beca del Gobierno de Francia y residió en París durante un año, estudiando artes visuales y visitando museos de Francia, Italia, Inglaterra, Alemania, Austria y Suiza. En 1957 comienza a practicar fotografía en el Estudio del padre de D’Amico, continuando su aprendizaje luego junto a Annemarie Heinrich.
En 1960 se instala junto a su colega en Buenos Aires con estudio propio y su trabajo profesional desde entonces, se encuentra en retratos, publicidad, reportajes gráficos y escritos para la mayoría de los diarios y revistas de la Buenos Aires, Europa y EE. UU. Algunos de sus trabajos consisten en publicar fotos para estampillas de uso común de ENCOTEL, y la publicación de cursos de fotografía para textos escolares.

Sara FacioHa concursado en numerosos salones nacionales e internacionales, lo que le valió el título de Artista otorgado por la Fédération Internationale de l’Art Photographique de Suiza. En 2011 fue nombrada Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

Ocupó cargos directivos la Federación Argentina de Fotografía. Junto a D’Amico, creó secciones especializadas en los diarios Clarín, La Nación, y las revistas Autoclub y Vigencia. A su vez, escribió también artículos para los diarios La Prensa, Tiempo Argentino y La Opinión de Buenos Aires, y las revistas Fotomundo de Argentina; Camera, de Suiza; y Photovisión, de España entre otras.

En 1973 funda junto a María Cristina Orive «La Azotea», su editorial fotográfica, única en su tiempo en América latina dedicada exclusivamente a la especialidad.3
En 1979 funda junto a otros cinco colegas el Consejo Argentino de Fotografía, cuya misión es la difusión y estudio de la fotografía nacional y el intercambio con lo más sobresaliente de la producción mundial.

 

Dentro de una serie de fotografías publicadas junto a su colega Alicia D’Amico, es famosa por sus retratos a Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Pablo Neruda, Mercedes Sosa, Jorge Luis Borges, María Elena Walsh, Alejandra Pizarnik, Adolfo Bioy Casares, Manuel Mujica Láinez, Silvina Ocampo, Victoria Ocampo, Alberto Girri, Osvaldo Soriano, David Viñas, Ernesto Sabato, Leopoldo Marechal, Tita Merello, Federico Luppi, Susana Rinaldi, Aníbal Troilo, Astor Piazzolla, Olga Orozco, y Antonio Berni, entre otros.
Retrató a personas comunes y al entorno popular alrededor de los funerales del General Perón, trabajo de validez histórica y documental.