f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico Reflexiones fotográficas – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

La gran duda, invierto en un cuerpo de cámara o en un objetivo?

Entramos aquí en un debate muy actual en el mundo de los aficionados a la fotografía que utilizan cámaras reflex. Hay voces que apoyan una moción u otra.
Ambos grupos dicen tener las cosas muy en claro y es por eso que dan una lista de argumentos defendiendo cada una de las posturas.

camaras dlsrEscuchemos primero los argumentos y luego les daré una opinión personal sobre el tema:

 

Motivos por los que se debería Invertir en un Mejor cuerpo de cámara

 

El cuerpo es lo más básico! El cuerpo de la cámara réflex es como el cerebro en el humano, es donde se registra la foto y donde el software realiza todo el tratamiento digital. Con un buen cuerpo de cámara se hacen mejore fotos.

 

En el cuerpo de la cámara se aloja el sensor. No puedes mejorar la resolución de las fotos ni tener un sensor más grande si no se cambia el cuerpo de la cámara.

 

Invertir en un mejor cuerpo permitirá mejorar la calidad de fotos al aumentar la sensibilidad ISO, si haces fotografía nocturna, astrofotografía, etc. las fotos tendrán una mayor definición.

 

Normalmente uno empieza con una cámara muy barata, accesible al bolsillo y de construcción básica. Con el tiempo se hace necesario escalar hacia un cuerpo de cámara semipro o profesional, más robusto, con chasis de aluminio o titanio, sellado contra el polvo y el agua, más ergonómico e incluso con una batería de mayor duración.

 

Motivos se debería Invertir en un mejor Objetivo

 

Si apuntas a invertir en un cuerpo de cámara, en poco tiempo, un año o dos como mucho, quedará obsoleto, en cambio un objetivo lo tendrás por mucho tiempo. Aunque cambies de cuerpo de cámara, tus objetivos te seguirán a lo largo de tu carrera fotográfica.

 

La calidad óptica está en el objetivo, no en la cámara. El objetivo es el responsable de que las fotografías sean mejores, de que se consigan mejores efectos ópticos, mayor nitidez y mayor cantidad de luz. En eso el cuerpo no influye para nada.

 

En cuanto compras un cuerpo de cámara, éste ya pierde valor, en caso de que lo quieras revender. Un objetivo, en cambio, conserva mejor su valor de reventa aún siendo usado.

lentes canon

Conclusión

 

En mi experiencia personal, fue un mix, empecé escalando en los cuerpos, comencé con una reflex básica y luego pasé por una semipro, hasta llegar a la Full Frame.

En ese intervalo fui quedándome con los objetivos de mejor calidad y finalmente pasé a los que alta gama, esto es un camino de ida! una vez que se prueba uno de estos objetivos, no se puede volver atrás. La calidad de imágen, velocidad de autofoco y prestaciones que se logra es abismal.

Prefiero un cuerpo de pocos megapixels con una buen objetivo que al revés.

Pero bueno depende mucho del bolsillo de cada uno y en qué etapa de la fotografía uno ande a lo que va a dedicarse, si van por este arte de  lleno y en forma profesional hay que apuntar a la gama alta no queda otra alternativa.

 

La inversión en objetivos es más rentable ya que no se deprecian con el tiempo como los cuerpos de las cámaras. Un objetivo de gama alta es siempre algo fijo que llevaremos en nuestra mochila fotográfica y que nos acompañará durante muchos años.

 

Vuelvo a repetir, y con esto concluyo que depende mucho de la elección que hagamos, cuerpo u objetivo, el tipo de fotografía que vayamos a hacer, aquí no hay ciencia, sino necesidades.

Fotografía y psicología fotográfica

espectros

Según un psicólogo: existen muchas técnicas para aumentar y desarrollar la capacidad creativa. Una de las más interesantes es la conocida como mapas mentales, también podemos utilizar estrategias no convencionales como las artes visuales, en la cual se encuadra la fotografía.
La actividad creativa es un área de recursos inagotable  a la hora de plantear una estrategia terapéutica porque, en última instancia, la psicoterapia (en sus múltiples formas y marcos teóricos) no es otra cosa que abordar un viejo problema o conflicto con nuevos ojos).

 

El proceso de resolver problemas puede enfrentar obstáculos importantes. Dentro de los obstáculos más comunes suelen repetirse:

  • -La incapacidad de cambiar las respuestas estereotipadas.
  • -La incapacidad de adaptar las formas de percepción.
  • -Descuidar lo obvio.
  • -La falta de entrenamiento perceptual: no utilizar todos los sentidos.
  • -La excesiva familiaridad con un asunto también puede frenar la creatividad.
  • -Bloqueos sociales o culturales como la poca curiosidad, los modelos educativos, limitar la fantasía, el exceso de fe en la lógica.
  • -Bloqueos emocionales como el temor a lo desconocido, las rigideces y prejuicios, el miedo al ridículo o el miedo a equivocarse.

 

En este sentido, la fotografía es una herramienta para mejorar el funcionamiento físico, emocional, social y cognitivo, tanto en la "normalidad" como en situaciones de crisis.

 

Como actividad nos permite:

  • 1) Autodeterminación: capacidad de elegir
  • 2) Motivación intrínseca : interés, activación y relajación. La MI no depende de ningún nivel especial de capacidad o habilidad, por lo tanto cualquiera puede tener interés, activarse o relajarse
  • 3)  acción + conciencia de movimiento
  • 4)Plantearnos  objetivos  claros
  • 5) Disfrute: la actividad puede ser tan atractiva que uno se concentra en ella hasta perder la idea del tiempo.
  • 6) Mejoras físicas, cognitivas, emocionales, sociales.

 

Esta idea tan simple en esencia es posible aplicarla a cantidad de alternativas…solo se trata de  aprender a mirar con otros ojos.

 

Pero luego de este análisis, alguna vez se han preguntado por qué algunos fotógrafos se sienten atraídos por cierto tipo de fotografía que luego marca su estilo, como ser la de calle, de paisajes, de naturaleza, mientras que otros trabajan exclusivamente en sus propios estudios?

 

O por qué algunos aman los paisajes, mientras que otros sólo se preocupan por el retrato? Esto tiene que ver con más de una simple preferencia de un sujeto sobre el otro. Mi pensamiento, es creer que la causa tiene que ver con el tipo de personalidad. Permítanme explicar.

 

En términos generales, los fotógrafos que son, por así decirlo "fanáticos del control", quieren que sus fotografías salgan de una forma determinada. Tienen una visión en su mente y quieren que sus fotos reflejen esa visión. Por lo tanto, prefieren disparar en situaciones en las que tienen el control casi total del medio y de la luz, en otras palabras, un estudio. Esto les permite controlar todos los aspectos; la iluminación: la dirección, el grado de difusión y la intensidad de la luz, el control del sujeto y su posición, y se puede controlar, además, la posición de la cámara. Si además, se utiliza fotografía digital podrán controlar, lo que sea, con la post-producción.
A pesar de que podrían admirar la convicción que se necesita para aventurarse en el mundo exterior y sabiendo que sólo pueden controlar la ubicación, la hora del día, la configuración de la cámara y cuando disparar el obturador, la idea de no tener el control total les produce cierto temor.

 

Los fotógrafos callejeros y deportivos tienden a caer en el extremo opuesto del espectro. Ellos dejan librado el control de la toma a la diversión que produce la "caza" de la imágen y al milagro de la casualidad, lo que llamamos el "momento justo". La diferencia entre ellos es que los fotógrafos de deportes suelen ser más extrovertidos.
A pesar de algunos fotógrafos callejeros, que son más extrovertidos, que no les importa fotografiar a perfectos desconocidos y a realizar tomas rápidas llamadas comunmente "point and shoot", otros, más introvertidos  prefieren estar en el interior de un bar o café mirando hacia afuera a la espera de la foto. Lo último que quieren es llamar la atención para atraer la mejor toma y pasar inadvertidos.

 

Paisajistas, naturalistas, viajeros y en otro grupo los de bodas o sociales y los fotógrafos de arquitectura tienden a estar en algún punto intermedio del espectro psico-fotográfico.
Entienden que estan, a merced de la "madre naturaleza", la hora, el clima y el lugar, sin embargo, estan dispuestos, con frecuencia, a hacer todo lo necesario para tener la mejor toma, ya se trate de esperar horas o días para que la luz sea la mejor o levantarse antes del amanecer para conseguir esto, o como los fotógrafos de bodas o publicitarios, el agregado de flashes que no se ven y pantallas reflectoras a la escena. Pueden tomar ventaja de un momento casual cuando lo ven, sin embargo, están perfectamente dispuestos a tomar el control de la luz si surge la necesidad.

 

En cuanto a mí, no es ningún secreto para los lectores fieles de este blog que me encanta la fotografía de paisajes y documental. También me he dado cuenta de que no tengo ningún problema a la hora de tomar algunos flashes, reflectores y telones de fondo para hacer alguna toma en estudio. Así que sí, yo soy uno de esos tipos que cae en el medio. Pregúntame lo que más me gusta, y la respuesta será: la fotografía de paisajes y el documentalismo.

 

Y vos? Sos de esos que pasan horas trabajando en una imagen o simplemente después de vagar sin rumbo por las calles te sientas a ver la "captura" del día?

Aquí no hay respuestas correctas, ni está mal estar en un lado u otro del espectro psico-fotográfico, sino me invade la curiosidad por saber las preferencias que describen mejor a mis lectores.

 

Espero que les haya resultado interesante la nota y que se abra el debate!