f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico iso – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

12 errores comunes que deben evitarse para convertirse en un mejor fotógrafo

altocontrasteEn lugar de consejos fotográficos de los profesionales, instructores y expertos, (que son excelentes fuentes de información), Panasonic ha decidido hacer una encuenta con un muestreo grande entre principiantes y aficionados a la fotografía sobre los errores que cometen con más frecuencia.

 

Los resultados se volcaron en una lista que se utilizaron para resaltar los errores que se cometen y poder dar consejos. Una vez evaluados los participantes en la encuesta, se tuvo un plan de acción de las técnicas de fotografía que se conocen y las que se necesitan mejorar. Esto es para centrarse en ello y  aprender de los errores y practicar.

 

Aquí los resultados:
1.En la encuensta de Panasonic se encontró que el 35,2% de los encuestados dijo que se han olvidado de revisar las baterías de su cámara con frecuencia, y experimentaron quedarse sin carga. La capacidad de las baterías, como se mide por el número de fotogramas RAW o JPEG disparados, es una especificación importante a considerar al comprar una cámara digital. Si no sabes el número de disparos límite que permite la batería de tu cámara, entonces es una buena razón para leas las especificaciones en el manual.

 

2.De todos los participantes en la encuesta, el 29,3% encontró que su mayor problema era aprender a mantener el equilibrio de la cámara, lo que dio lugar a muchas imágenes borrosas. Incluso si estás comprando una cámara compacta de bajo costo, debes hacer una prueba de mantener una en tus manos antes de gastar tu dinero. Es importante que se sienta cómoda al sostenerla y no ser un testeador del fabricante. También se recomienda averiguar si incluye ESTABILIZADOR DE IMAGEN (IS) en el caso de las compactas. Por lo general, las cámaras más caras, tienen mejor ergonomía y más facilidad para que se mantengan estables. Independientemente de la calidad de los equipos, sostener una cámara y producir imágenes nítidas es una técnica que hay que aprender y practicar.

blurred-funfair3.La encuesta también descubrió que el 22,7% de los sujetos fotografiados salían movidos porque la velocidad de obturación era demasiado lenta. Las cámaras compactas con control automático de exposición,no causan este problema. Si el modo automático lo hace, entonces se debe aprender a ajustar la exposición manualmente, si la cámara lo permite, y tratar de fotografiar el sujeto en movimiento nuevamente.

 

4.El siguiente grupo más grande de los fotógrafos "confesó" que se olvidaron de compensar el

disparo del obturador. Se refiere al breve espacio de tiempo entre el momento de pulsar el disparador de la cámara y antes de que realmente se registra la imagen. Las Cámaras Point & Shoot por lo general tienen un retraso de obturación que no se dá en una cámara réflex digital.

5.No es ninguna sorpresa que la falta de atención se centra en la parte superior de la lista. Aproximadamente el 17% de los encuestados dijo que muchos de sus fotos tenían enfocado el fondo, pero no el tema. La colocación del punto de enfoque en el fondo provoca este error. Si la cámara lo permite no utilizar el modo inteligente o utilizar el punto de enfoque central, para luego reencuadrar.

 

6.La subexposición fue el sexto error más común en los principiantes y aficionados, con un 19,3%. Una vez más, el modo automático de muchas cámaras compensará con poca luz, por lo que la imagen no estará subexpuesta, sin embargo, si se comienza a forzar el límite del modo automático, se pueden producir imágenes subexpuesta.

7.Al igual que el error de la batería, el 16,5% de los fotógrafos dejó que su memoria se llenara, y de repente no tenían espacio para la imagen que se acababa de intentar capturar. Probablemente, la mejor manera de evitar este error es leer el manual y tener las especificaciones en la cabeza, algunas cámaras y sobre todo las reflex disponen en alguna parte del display la cantidad de tomas aproximadas que se pueden realizar, recuerden revisar este dato antes de salir a fotear.

 

8.El 12,2% que dijo que su mayor error fue sobreexponer las fotos también se encontraban entre los fotógrafos que tenían fotos subexpuestas. Manejar en más (y en menos) la exposición viene con la práctica y la experiencia, a medida que se aprende en qué tipo de condiciones de luz se puede realizar esto.

 

9.Aunque el balance de blancos está cerca de la parte inferior de la lista, se sabe que el 6,8% cometen este error. Un ajuste incorrecto del balance de blancos puede hacer que sus fotos sean ligeramente saturadas, con un tinte naranja, azul o amarillo. No hay nada particularmente difícil de aprender cómo ajustar el balance de blancos de la cámara correctamente. La parte difícil, sin embargo, hacer que tus ojos se acostumbren tan rápidamente a las diversas fuentes de luz (luz solar fotográficas, flash, estudio, etc) que no se ven del color que lo ve la cámara. Una vez más, es la limitación del modo automático del balance de blancos de la cámara. Servirá bien en la mayoría de los casos, pero a veces tendrás que hacer frente a otros desafíos de imágenes que necesiten saber cómo configurarlo manualmente.

 

10.Sólo el 10% de los fotógrafos encuestados admitieron el ajuste de píxeles incorrecto. Este número es probable que sea bajo porque la mayoría de las cámaras vienen de fábrica previamente seteadas en un número de píxeles medio que va para el tipo de fotos que hace la mayoría. No obstante, se trata de un ajuste de la cámara que se debe comprender a fondo, para que sepa cómo cambiarlo para situaciones específicas.

11.La Velocidad de obturación ha generado el 5,4% de las respuestas con problemas, lo cual tiene sentido si los fotógrafos estaban produciendo imágenes sobreexpuestas y subexpuestas.

 

12.El ISO, como uno de los 3 elementos de la fórmula de la exposición, es un error común que sólo cometió el 3,7% de los fotógrafos. Una vez más, las fotos de la mayoría de los fotógrafos están dentro de los amplios rangos de ISO de la mayoría de las cámaras, pero el ISO es un concepto importante que se debe estudiar y conocer para ajustar en ciertos casos de baja luz. Esto implica tener claro el tema de la relación ISO/Ruido.

Rueda de exposición fotográfica

Investigando por las webs y referido al tema donde vimos la Ley de Reciprocidad encontré esta práctica Rueda de Exposiciones Fotográficas (en inglés), es muy práctica a la hora de entender cómo funciona la reciprocidad de las 3 variables fundamentales en fotografía: Apertura de diafragma, Velocidad de obturación y  sensibilidad ISO.

Rueda de exposiciones A los lados de la rueda vemos representados los distintos ambientes de luz (nieve, sol de mediodía, etc). Arriba la sensibilidad ISO. Con estos valores la rueda representa los valores correspondientes a Diafragma y Velocidad y tomando los valores en sentido horario donde la velocidad es más lenta se verán los pares de valores para conseguir movimiento en la toma, si los tomamos al reves, en sentido antihorario, la velocidad es más rápida,con lo que lograremos congelar la imagen.

 

Link: http://training.sessions.edu/design-tools/photography-exposure-wheel.asp

 

Descarga: http://download.cnet.com/Photography-Exposure-Wheel/3000-12511_4-10565377.html

Relación Diafragma – Velocidad – ISO. La ley de reciprocidad

En mis cursos de fotografía algo que siempre cuesta entender a los alumnos es algo básico y esencial que es el pilar de la fotografía y de una buena fotografía bien expuesta. Entendiendo este concepto entenderemos en gran medida la base de todo dispositivo fotográfico y por ende podremos despegarnos de los modos automáticos y así obtener fotos más interesantes.

 

¿Cuánta luz debemos dejar pasar a través de nuestra lente?

Para esto lo más fácil es usar la metáfora de la Ventana, un concepto ya muy pero muy utilizado pero que siempre ha servido para entender de inmediato la idea.

habitacion oscura Imagina que te encuentras en un cuarto oscuro con una sola ventana, el tamaño de la ventana va a ser nuestra apertura, cuanto más grande sea la ventana más luz dejará pasar cuando la abramos y viceversa, por otro lado tenemos la posibilidad de decidir cuanto tiempo queremos abrir esa ventana, si lo hacemos muy rápido dejaremos entrar poca luz y la habitación apenas se iluminará unos instantes, si la dejamos abierta más tiempo veremos el cuarto completamente iluminado esto es nuestra velocidad de obturación, por último imaginemos que nosotros nos encontramos sentados en la recamara viendo al exterior a través de la ventana, la sensibilidad de nuestros ojos a la luz (el ISO) va a hacer que logremos ver por completo lo que hay afuera o quizás solo lo más brilloso.

 

Por supuesto que explicaré cada uno de estos elementos en detalle. Por ahora simplemente tienes que hacerte a la idea de que  los 3 elementos de la exposición se encuentran relacionados, no puedes modificar uno sin cambiar a los otros, cada uno tiene ciertas características que iremos conociendo, por ejemplo el ISO altera la calidad de la imagen, la velocidad congela o da movimiento a los objetos y la apertura incide sobre lo que se conoce como profundidad de campo y nitidez.

 

Tu duda es la clave en una correcta exposición… me explico, la apertura del diafragma, la velocidad de obturación y la sensibilidad (ISO) definen la correcta exposición (toma) de la fotografía. Los tres parámetros inciden por igual y te definen si una foto está correctamente expuesta o por el contrario está o bien subexpuesta (oscura) o bien sobreexpuesta (muy clara o quemada).

 

APERTURADE DIAFRAGMA o (F) STOP:Abriendo más o menos definimos la cantidad de luz que llega al sensor o película. Sirve para actuar sobre la profundidad de campo (más zona enfocada por delante y por detras del punto al que estas enfocando). Cada paso de diafragma corresponde al doble de luz que pasa, esto es por un diafragma f/2.8 pasa el doble de luz que por un diafragma f/4.

aberturas de diafragmas

VELOCIDAD DE OBTURACIÓN: Tiempo durante el cual llega luz al sensor o película. Una velocidad mayor te permitirá congelar sujetos en movimiento… directamente relacionado con lo anterior. Por ejemplo de 1/30 a 1/60 hay un paso (equivalente a un paso de diafragma), pasando por 1/30 el doble de cantidad de luz que por 1/60.

 

ISO: Capacidad de respuesta de la antigua pelicula analógica ante la luz, cuanto mayor es el ISO, más sensible es la pelicula o sensor, pero esto incide en el grano (analógico) y ruido (digital). Existe una escala estandar en la que, por ejemplo de ISO 200 a ISO 400 es otro paso más, siendo ISO 400 el doble de sensible que ISO 200.

 

Si miran la cámara verán los distintos pasos en abertura de diaframas:

 

2.8   4   5.6   8   11  16   22   32

y de velocidad (recuerden que en la realidad es la inversa 1/X donde X es la velocidad, ej: 1/30 es “una treintava parte de segundo”, en el visor de algunas cámaras aparece directamente el nro. X):

15   30   60   125   250   500   1000

 

 

Ley de reciprocidad

Esta dice que a un ISO determinado hay una relación directa entre abertura de diafragma y velocidad de obturación.

Ejemplo:

Si utilizamos un ISO 100 en un día soleado  y con una velocidad de 125 y obtenemos un f 16, también podremos hacer las siguientes relaciónes:

 

F                                    4         5.6        8       11      16      22        

V                               2000    1000    500    250     125    60

 

 

Como dijimos antes al abrir un punto más de diafragma entra el doble de luz; pero al aumentar al doble la velocidad de obturación, nos llega al sensor la misma cantidad de energía luminosa por lo tanto la toma estará bien expuesta.

 

Pero ¿Cómo se comporta el ISO?

 

La tabla de ISOs sería la siguiente:

 

ISO 100 200 400 800 1600 3200 etc.

El ISO nativo sería el ISO 100, cada vez que subo un paso estoy intensificando la señal que recibe el sensor X2, es decir, si a ISO 100 llega una señal con un valor X, a ISO 200 esa señal se amplificará a 2X, a ISO 400 la señal se amplificará a 4X, a ISO-800 se amplificará a 8X, etc. Con lo que podré subir los valores de velocidad si el F lo dejo fijo, caso práctico en el caso de tener que hacer fotografía en lugares de poca luz.

El ruido en los sensores digitales y cómo evitarlo

Cuando hablamos de ruido en fotografía digital nos referimos a esos puntos de color repartidos al azar en la imagen obtenida, especialmente en las áreas de sombra y zonas monocolor. El ruido de las fotografías digitales es habitualmente comparado con el grano de la película fotosensible.

grain

Causas

Para comprender los motivos que originan el "ruido" digital hemos de fijar nuestra atención en el funcionamiento del sensor de imagen, que hace posible la captura de la foto. Un CCD está compuesto por una malla de celdas fotosensibles, encargadas de recibir la imagen formada por las lentes de la óptica de la cámara. Cada una de esas celdas contendrá uno o más fotodiodos con capacidad de convertir la luz en una señal eléctrica, para ser procesada como una imagen (color), es decir, será convertida a datos numéricos que se almacenarán en forma binaria en la memoria de la cámara para dar origen a un píxel. Lo cierto es que esa actividad eléctrica, en si misma, generará una cierta señal aun en ausencia de luz, que oscilará en relación con la temperatura, generando datos al azar, que originarán ruido.

FoveonX3

Dos arquitecturas de sensor digital donde vemos la disposición de los filtros RGB, arriba la clásica y debajo la de Sigma con su sistema Foveon.

 

El término ruido es apropiado para definir esos puntos de color dispersos en nuestras fotografías digitales, si tenemos en cuenta que podría compararse al soplido de fondo que escuchamos en un equipo de música cuando elevamos el volumen y no ponemos ningún CD, soplido que aumenta según incrementemos el volumen, consecuencia del propio circuito electrónico. Aplicado a la fotografía digital, cuando incrementamos la sensibilidad del CCD, aumentado el valor de ISO (International Standardization Organization) estaremos haciendo algo parecido a subir el volumen, incrementado la actividad eléctrica, forzando el sensor de imagen, con el consiguiente incremento de ruido en las fotografías. De hecho, la sensibilidad de cada uno de los píxeles del CCD es fija, correspondiéndose al valor más bajo de ISO que ofrece la cámara (generalmente 100 ISO), aumentar la sensibilidad (200, 400, 800 ISO o más) no se logra por el incremento de la sensibilidad de los fotones, sino a través de la amplificación posterior de la señal que estos emiten.

A vista de lo expuesto, a la hora de capturar una señal luminosa débil (sombras, foto nocturna…), en el caso de amplificarla al hacer uso de un valor alto de ISO, estamos ampliando igualmente los datos aleatorios (puntos de color dispersos por la toma) fruto de la actividad eléctrica del sensor; es decir, aumentaremos el ruido de la fotografía, que al mismo tiempo se verá incrementado con los tiempos largos de exposición (más de 2 segundos) y altas temperaturas.

Otro factor a tener en cuenta es que el ruido también aumenta cuando el tamaño del píxel disminuye. La dificultad de interpretación consecuencia de de la reducción del tamaño del píxel, y por la interacción de los propios píxeles por su extrema cercanía, generará igualmente datos aleatorios que se verán incrementados enormemente en el caso de amplificar la señal. Esto explica que los modelos reflex, al contar con un sensor con píxeles de gran tamaño (sensiblemente mayores que los píxeles de las cámaras compactas), generen un nivel de ruido mucho menor que los modelos compactos, soportando igualmente valores de ISO muy elevados (800, 1600…) con un nivel de ruido muy bajo en relación con el que generaría una cámara compacta.

 

Otros detalles

El procesador de imagen también cuenta. Los modelos más avanzados, especialmente las cámaras reflex, tienen un procesador de imagen de mayor tamaño y calidad, capaces de trabajar con logaritmos más complejos para reducir el ruido al máximo.

El nivel de ruido es mayor en los canales rojo y azul que en el verde, la explicación estaría en que un CCD cuenta con un 25% de píxeles que interpretan los tonos rojos, 25% de píxeles para los tonos azules, frente a un 50% con capacidad para los tonos verdes. El procesador de imagen ha de realizar un mayor esfuerzo de interpretación con los colores rojos y azules que con el color verde, al contar con el doble de información tonal de este último color.

Existe una clara diferencia entre "forzar" el CCD, al incrementar los valores de ISO, y forzar una película tradicional. En el caso del sensor de imagen digital la resolución se mantendrá constante, porque el tamaño de los píxeles no variará aun cuando incrementemos la sensibilidad. Por el contrario, al forzar la película aumentaremos el tamaño del grano, con la consiguiente pérdida de resolución espacial.

El calor es un gran enemigo de la fotografía digital, con una relación directa entre temperaturas elevadas y aumento de ruido. Sirva como ejemplo que:

1.- Los respaldos digitales profesionales para estudio emplean un sistema de refrigeración termoeléctrico para suprimir el ruido.

2.- Los CCD empleados en la fotografía astronómica trabajan a temperaturas de -50º C, gracias a la refrigeración por helio líquido.

Podemos apreciar en este recorte de una fotografía (realizada en un acuario), como el canal que presenta mayor cantidad de ruido es el rojo, especialmente en el agua, como resultado del esfuerzo de interpretación de una gama tonal prácticamente ausente, sumado al empleo de un valor alto de ISO. El canal más limpio es el verde (fijémonos en el pez).

pez1

Imagen al 100% – ISO 400 pezR Canal Rojo

pezV Canal Verde

pezA Canal Azul

 

 

Como evitar el ruido

Con carácter previo a la toma, podemos tomar una serie de medidas que contribuirán a reducir el nivel de ruido de nuestras fotos, estas serian:

 

1º. Emplear la sensibilidad más baja, de ser posible, que ofrezca nuestra cámara digital (dependiendo del modelo: 50, 80 ó 100 ISO). Con e valor ISO más bajo obtendremos las fotografías más limpias de ruido.

 

2º. Reducir o mantener los parámetros de saturación del color, contraste y definición que trae nuestro modelo por defecto. En el caso de emplear valores de ISO altos, es preferible reducir el nivel de saturación, contraste y definición, en el caso de que la cámara lo permita, y realizar posteriormente las correcciones necesarias con un programa de edición de imagen. Incrementar la saturación, el contraste o la definición, con carácter previo a la toma, elevará igualmente la intensidad del ruido.

 

3º. Evitar las exposiciones largas, más de 2 segundos, y especialmente aquellas que superen los 10 segundos. Sin bien, los actuales modelos digitales, que brindan la posibilidad de tiempos de exposición elevados, cuentan con efectivos filtros de ruido opcionales.

 

4º. Proteger la cámara de las elevadas temperaturas y del sol. El ruido aumenta con el incremento de la temperatura del equipo, 10º C más de temperatura de nuestra cámara puede significar doblar la señal de ruido.

 

5º. Bajar la resolución es una efectiva medida para reducir el nivel de ruido, especialmente con el uso de sensibilidades altas. Así, algunos modelos digitales no permiten el empleo de la resolución máxima en su valor ISO más alto (800 ISO). La razón estaría en que una imagen con ruido obtenida por un modelo con un CCD de 5 millones de resolución máxima, puede convertirse en una imagen limpia de ruido si bajamos la resolución a 3 millones, con carácter previo a la toma, ya que la cámara realizará un trabajo de interpolación gracias a su software, consistente en recoger aproximadamente la información de tres píxeles por cada cuatro que tiene el sensor, despreciando uno, siendo este último el ruido. El inconveniente es que únicamente podremos realizar las tomas en modo JPEG.

Apertura – Velocidad – ISO

Con la llegada de la fotografía digital, las películas fotográficas se han sustituido por un sensor. Pero el mecanismo de exposición es exactamente el mismo, y sigue dependiendo de tres factores.

Si tu cámara lo permite y quieres dejar de utilizar algún día el modo de disparo automático, necesitarás entender el concepto de exposición y conocer cuáles son estos factores y para qué sirve cada uno de ellos.

La mejor manera de explicar el concepto de la exposición es con un ejemplo muy práctico.
Imagina que tenemos un vaso. Tu objetivo es llenar de agua ese vaso. Necesitamos dejar el vaso lleno justo hasta el borde. Si pones poca agua, el vaso no saciará tu sed. Si pones demasiada, el agua se saldrá. En fotografía, cuando ponemos poca agua decimos que la foto está subexpuesta (poca luz), y cuando se desborda está sobreexpuesta (demasiada luz). Este es un concepto fundamental para realizar una fotografía con la cantidad de luz correcta.

Los elementos de que disponemos para controlar la exposición en fotografía son:

  • la apertura del diafragma
  • la velocidad de obturación
  • la sensibilidad ISO

La combinación de estos tres factores nos permitirá obtener una exposición correcta, aunque la medida en que apliquemos cada uno de ellos por separado producirá unos resultados u otros.

Entendiendo la Exposición con Ejemplos
Volvamos al vaso. Ya sabemos cual es la cantidad justa de agua que necesitamos. Ahora sólo hay que saber cómo llenarlo.

Podemos conseguir la misma cantidad de agua de dos maneras. La primera es abriendo mucho el grifo durante muy poco tiempo. La segunda es abrir el grifo menos, y dejarlo durante más tiempo abierto.

En fotografía, la apertura del diafragma es el diámetro de la tubería por la que sale el agua y se mide mediante una nomenclatura denominada números f que probablemente hayas visto en tus objetivos.

Cuanto más bajo el número f, mayor apertura de diafragma y más luz entra. Inversamente necesitamos menos tiempo que el diafragma esté abierto para conseguir una misma exposición.

La velocidad de obturación es el tiempo que mantenemos el grifo abierto.

¿Y la sensibilidad ISO?
Ésta es un poco más difícil de explicar con el ejemplo del vaso, pero voy a tratar de utilizar dos ejemplos.

La primera, piensa que tienes dos vasos. Uno con una piedra dentro y otro con una esponja. A la misma cantidad de agua, el vaso de la esponja rebosa antes porque la esponja se expande al contacto con el agua (es más sensible), mientras que la piedra no varía el volumen que ocupa dentro del vaso.

¿No te convence? Entonces piensa simplemente que cuando cambiamos el valor del ISO lo que estamos haciendo es cambiar de vaso. Cuanto más alto el valor ISO, más pequeño el vaso, y menos agua necesita para llenarse.


¿Cómo afecta el uso de cada parámetro?
Como decía, podemos realizar distintas combinaciones de apertura, tiempo (velocidad) y sensibilidad que nos permitan conseguir una correcta exposición en nuestra foto. Pero cada uno de los elementos genera un efecto diferente en nuestra foto que explicaremos en detalle cuando tratemos cada uno de ellos por separado. Para ir introduciendo el tema, te diré que la sensibilidad ISO afecta al ruido que tendrá la foto, la apertura definirá la profundidad de campo de nuestra imagen (las zonas nítidas y borrosas de la foto) y la velocidad recogerá el movimiento de la escena.