f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico composición – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

5 Tips para tomar una buena fotografía

Dancer - Fotógrafo: Scott Cowlin
Son muchos los seguidores de este Blog y muchos profesionales, pero hay gran cantidad de seguidores que recién comienzan a andar el camino de la fotografía; para ellos van estos consejos que vienen bien una vez que dominen la cámara y quieran empezar a hacer fotos interesantes.

 

1- Antes de disparar el obturador de la cámara, busquen una escena lo menos contaminada posible. Hay que evitar la presencia de objetos extraños que llamen la atención. Para ello, es importante correrlos del cuadro o buscar un nuevo punto de vista para nuestra fotografía.

 

2- Los días nublados son ideales para fotografiar en espacios abiertos porque las fotos salen con las luces homogéneas y suaves. Un consejo: Si por el contrario, salen a fotear un día con mucho sol, siempre busquen un lugar con sombra porque el sol genera mucho contrastes y sombras duras, recuerden que la cámara no es como nuestro ojo, que tiene un rango dinámico muy amplio, es muy difícil  para ésta compensar altas luces y sombras.

 

3- Buscar espacios minimalistas y no llenos de objetos (si es que no forman parte de nuestra intención en la toma) para evitar la pérdida de protagonismo del modelo o personaje principal.

 

4- Explorar distintos ángulos nos ayuda a conseguir buenas tomas. No tengas miedo de experimentar. Cambia el punto de vista, muévete hasta encontrar la perspectiva visual correcta!

 

5- Si les tengo que recomendar un objetivo para su primer cámara réflex, definitivamente uno de 50mm o de 30mm será perfecto. Tienen una buen apertura de diafragma y nitidez y se adaptan a distintas situaciones de luz. Recuerden el factor de recorte de sus cámaras (por lo general 1.5 o 1.6 para las cámaras con sensor APS-C – no Full Frame), ya que un 50mm en estas cámaras sería entre un 75 u 80mm.

 

Regla de los Tercios, sección aúrea. Qué es todo esto?

Quizás el principio de composición fotográfica más conocido es "La Regla de Tercios". Es una de las primeras cosas que se enseñan en los cursos de fotografía  ya que es la base para obtener tomar interesantes y bien balanceadas. Aún así yo diría que las reglas se hicieron para romperse y esta no es una excepción. El no seguir esta regla en todas las situaciones no quiere decir tus fotografías van a ser siembre poco interesantes o estar mal balanceadas. Sin embargo bien dicho por algunas personas, si vas a romper una regla, será mejor que la conozcas bien antes de hacerlo y así seguirás siendo efectivo.

 

¿Qué es la Regla de Tercios?
El principio básico detrás de esta regla es el dividir un encuadre en tres partes iguales (tanto horizontal como verticalmente) y así terminar con 9 partes como se demuestra en este diagrama.

Mientras está usted por tomar una fotografía, tendrá que hacer esto en su mente mientras observa a través del visor ó en la pantalla LCD de su cámara (Hoy en día ya hay varios modelos que pueden mostrar estas divisiones de manera automática mientras usted prepara su encuadre).

diag 1 Con esta cuadricula en mente la "Regla de Tercios" ahora define 4 puntos importantes de la imagen en los que debes considerar posicionar los puntos focales de interés mientras realizas el encuadre.

No solo esto, también le da 4 líneas útiles para posicionar elementos dentro de su fotografía.

La teoría es que si usted posiciona los puntos de interés sobre estas intersecciones o sobre las líneas su fotografía se convierte en una imagen mejor balanceada y permite a los observadores interactuar con ella de manera más natural. Hay estudios que demuestran que los ojos de una persona que está observando una fotografía se dirigen de manera natural a estas intersecciones y no directamente al centro. La regla de Tercios trabaja a favor de nuestra naturaleza y no en contra de ella.

regla-tercios-ejemplo1 En esta imagen se ha colocado la cabeza del sujeto en una de las intersecciones, y sus ojos siguen una de la líneas principales. Adicional a esto, encontramos que la corbata y la flor en su traje también se posicionan en un punto focal principal.

En esta foto podemos notar como ella se encuentra posicionada directamente sobre una de las líneas y claramente fuera del centro. El haberla posicionado en el centro de la fotografía hubiera resultado en una imagen "extraña".

regla-tercios-ejemplo2 De manera similar, el posicionar los horizontes sobre una de las líneas en fotografía de paisaje funciona muy bien. 

 

Al estar aprendiendo a aplicar la regla de tercios (y a romperla también) es importante que te hagas las siguientes preguntas:

¿Cuáles son los puntos de interés en esta fotografía?
¿En dónde es que los estoy posicionando?

Una vez más, recuerda que el romper la regla puede resultar en una imagen impresionante, así que una vez que la hayas aprendido experimenta en romperla a propósito para ver que descubres.

 

Por último, mantén en mente la regla de los tercios, una vez que comiences a editar tus fotografías en casa. Los programas de post-producción de hoy en día tienen herramientas muy buenas que nos permiten encuadrar nuestra imágenes siguiendo esta regla. Experimenta con fotos anteriores y vé cómo cambia su impacto al aplicar esta regla.

 

 

Regla o sección aúrea

La regla o sección áurea es una proporción entre medidas. Se trata de la división armónica de una recta en media y extrema razón. Esto hace referencia a que el segmento menor es al segmento mayor, como este es a la totalidad de la recta. O cortar una línea en dos partes desiguales de manera que el segmento mayor sea a toda la línea, como el menor es al mayor.

 

De esta forma se establece una relación de tamaños con la misma proporcionalidad entre el todo dividido en mayor y menor, esto es un resultado similar a la media y extrema razón. Esta proporción o forma de seleccionar proporcionalmente una línea se llama proporción áurea, se adopta como símbolo de la sección áurea (Æ), y la representación en números de esta relación de tamaños se llama número de oro = 1,618.

aureaA lo largo de la historia de las artes visuales han surgido diferentes teorías sobre la composición. Platón decía: es imposible combinar bien dos cosas sin una tercera, hace falta una relación entre ellas que los ensamble, la mejor ligazón para esta relación es el todo. La suma de las partes como todo es la más perfecta relación de proporción.Y con él han debido estar de acuerdo artistas como Salvador Dalí, Fidias, Leonardo da Vinci, Durero, Mozart o Debussy que plasmaron en sus obras las bondades de esta divina proporción.

reglaaurea

Pero, ¿ocurrió esto de manera consciente, es decir, aplicaron estos artistas el número áureo deliberadamente? Hay constancia de que por ejemplo Dalí sí lo hizo (Leda atómica) ya que sus testimonios así lo verifican. Pero esta voluntariedad no está tan clara en cambio en otros muchos casos. Sea de manera voluntaria o involuntaria, sí parece cierto que la proporción áurea ha descubierto a los artistas el secreto de las formas armónicas. Numerosos estudios confirman que existe una especie de placer estético en las formas bien proporcionadas y que el ser humano reacciona de manera favorable ante la simetría geométrica.

 

Llegados a este punto, mi cuestión y duda está en determinar si este "canon de belleza" llamada proporción áurea puede considerarse una regla fotográfica a seguir. En mi modesta opinión, creo que no se le debería dar tal consideración diferenciando de antemano esa característica clave de voluntariedad. Para mí la proporción áurea en fotografía puede ser una herramienta más en manos del artista que en un preciso trabajo pretenda conseguir una estética determinada. Si luego la involuntariedad o el inconsciente le empuja a repetir esas proporciones se entenderá que simplemente tiende a una visión simétrica del mundo que fotografía.

triangulo aurico Buscando en Youtube encontré este video para chicos, muy didáctico donde explica la proporción aúrea.

El ojo fotográfico

El "ojo fotográfico" es la habilidad de observar el entorno, elegir un motivo y visualizar cómo aparecerá una vez hayamos usado nuestra cámara.

 

Ésta es la habilidad más importante para todo fotógrafo que se precie, propongo a todos entrenar nuestro ojo fotográfico de tal manera que nuestras fotos no se conformen con transmitir una imagen, sino un algo que las diferencie del resto. Las fotografías deben transmitir alguna sensación y no únicamente una imagen.

ojo

Es fundamental entrenar nuestro ojo fotográfico porque éste, no solo determina qué elementos visuales aparecerán en la imagen, sino el encuadre, el momento del disparo, el ángulo, la interacción entre los elementos, su peso relativo en la fotografía, la dirección de la luz… Mucha gente piensa que el ojo fotográfico es un don divino que le ha tocado sólo a unos pocos, y tal vez tengan parte de razón, pero afortunadamente nuestro ojo fotográfico puede entrenarse y mejorar con el tiempo y la práctica, entendiendo los procesos básicos por los cuales el cerebro percibe la información visual.

chicos-ruta Para algunas personas, la dificultad para "ver" las fotografías tiene su origen en que, mientras que el hemisferio izquierdo abstrae información secundaria de la imagen y le da significado, el hemisferio derecho, procesa la información tal cual es. Un ejemplo podemos tenerlo cuando observamos un poste telefónico, habitualmente nuestro cerebro recibe la información y por norma general tenderemos a pensar que está perfectamente erguido, mientras que realmente puede que esté inclinado uno o dos grados. Como es una información "despreciable" en comparación con la longitud del poste, el cerebro tiende a no darle importancia y a eliminarla.

 

El reto del ojo fotográfico consiste en que mientras que la mayor parte de la gente está educada para realizar tareas que requieren el hemisferio izquierdo, y el hemisferio derecho del cerebro debe ser entrenado. Además, debemos desarrollar la habilidad de percibir diversos elementos como sombras, emociones, el cambio temporal y la metáfora como un conjunto y no como elementos diferenciados. Esto puede sonar desalentador al principio, pero con el tiempo y la práctica, uno cada vez "ve" mejor y analiza antes la fotografía.

 

La composición es la técnica de ordenar los elementos visuales en la fotografía de tal manera que aparezcan de forma armoniosa o atractiva cuando se miran como un todo. Algunas personas consideran que la composición es un arte diferente del "ojo fotográfico", pero yo pienso que no dejan de estar relacionados.

 

Ejercicio 1: Por el momento como práctica, se pueden plantear este ejercicio. La próxima vez que vayas a hacer fotografía, encuadra y antes de disparar, quítate la cámara de la cara. Piensa, ¿estaría mejor esta fotografía desde otro ángulo?, ¿sería mejor usar más angular y acercarme?, ¿qué ocurre si me alejo y utilizo una focal teleobjetivo?, ¿sobra algo en la fotografía?, ¿falta algo?, ¿tiene equilibrio?. Haz la foto que tenías pensado antes y una vez hayas pensado y respondido todas estas preguntas repite la fotografía como crees que quedaría mejor. Experimenta y haz más fotos cambiando diversos parámetros: posiciones, ángulos, distancia focal. No te quedes ahí, una vez las tengas en la PC analiza cuáles te gustan y por qué.

Esta práctica puedes darla por terminada cuando haya más fotografías en tu galería que en la papelera de reciclaje 🙂

 

Ejercicio 2: Aprende de los maestros. Un sitio web donde hay galerías con fotos muy buenas es 1x. Observa las fotografías de calidad e intenta averiguar cómo se hicieron, qué te gusta de ellas y por qué te transmiten lo que te transmiten.

 

Y recuerden!

 

“ Una imagen sin mensaje, es sólo eso, una imagen; denle sentido, sentimiento, mensaje y se convertirá en una foto ”

Fotografía la luz no la tierra…

He aquí una reflexión rápida que me llamó la atención hoy en día al hablar con un amigo que es un entusiasta de la fotografía de paisaje.

Él dijo: “Fotografía la luz no la tierra”

Su teoría es que, es la luz, no los sujetos reales en una escena, los que pueden transformar el clima de una imagen y creo que hay algo de cierto en esto.
Diferentes tipos de luz pueden transformar completamente esa escena del instante irrepetible, de algo que quita el aliento.

He aquí un ejemplo que creo que puede ilustrar este punto bastante bien.

 

Today is a good dayEsox Lucius RobW

Observar!, el secreto de una buena foto

Hay una frase muy conocida que dice: “el buen fotógrafo vé lo que otros no pueden ver”…

Qué diferencia hay entre ver y observar?

Según el diccionario español:

 

Ver: Percibir por los ojos los objetos mediante la acción de la luz.

 

Observar: Mirar o examinar con atención.

 

Por eso empecemos a mirar con atención, ese ejercicio es el que va a definir la fuerza de nuestras fotos.

Esto es una de las bases fundamentales de la composición fotográfica, tema que veremos en profundidad.

 

Va aquí un ejemplo del artista ingles John Rankin Waddell, observen detalladamente esta producción fotográfica desde el punto de vista compositivo.

Reglas de Composición Fotográfica

Alguna vez te preguntaste ¿Cual es la diferencia entre una buena y una mala fotografía?
Aquí una serie de reglas fundamentales que deberías conocer de base al momento de evaluar una foto.

 

Identifica el centro de interés

centro de interesCada fotografía tiene (o debería tener) un centro de interés. ¿De qué es la foto? ¿Es una fotografía de tu novia? ¿Es una fotografía de las pirámides de Egipto? Debería ser obvio para cualquiera que mire una fotografía saber de qué es la foto. Es lo que se denomina el centro de interés.

Aunque se denomine centro, el centro de interés no tiene que ser necesariamente el objeto que esté en en el centro de la foto ni ser el objeto que ocupa la mayor parte de la imagen.

Es la primera regla de una buena composición, ya que es la más importante. Simplemente decide antes de disparar el motivo sobre el que quieres tomar la fotografía. Todo lo que hay que hacer a partir de ahí es enfocar el elemento sobre el que queremos centrar el interés.

 

Rellena el encuadre (Fill the frame)

Esta regla puede parecer bastante obvia, pero lo cierto es que muchas veces fallamos al aplicarla. Si queremos contar algo en una foto, ocupemos la mayor parte con ese “algo”, asegurándonos que se convierte de este modo en el centro de atención. Además, de este modo eliminamos posibles elementos que resten atención.

Es un fallo demasiado común el querer sacar demasiadas cosas en una única foto. Al final, lo que conseguimos es que no quede demasiado claro qué es lo que queríamos enseñar. Ante la duda de si algo debe salir o no en la foto, quitalo.

 

Apóyate en las líneas

lineasLas líneas son un elemento de importancia vital en las artes visuales. Las líneas nos aportan formas y contornos. Con las líneas dirigimos la mirada del espectador de una parte de la foto a otra.

Cuando vayas avanzando en el mundo de la fotografía podrás comprobar cómo las líneas son uno de los elementos más eficaces a la hora de dirigir la mirada de quien contempla nuestras fotos hacia donde queremos que mire. Las líneas horizontales, verticales y diagonales son elementos compositivos que aportan significado a las imágenes.

Un tipo especial de líneas son las líneas convergentes. Son las líneas paralelas que, por el efecto de la distancia, acaban convergiendo en un mismo punto.

 

Trabaja el flujo

Después de las líneas, podemos tratar el flujo. El flujo es el modo en el que la mirada del espectador se desplaza de una parte de la fotografía a otra. Una manera de definir el flujo de una fotografía es mediante el uso de líneas. Pueden ser horizontales, verticales, diagonales, convergentes o divergentes. A veces el flujo creado por las líneas es nítido y claro, como los laterales de un edificio que convergen hacia el cielo), o pueden ser menos obvias. Sin embargo, la mirada del espectador debería ser capaz de recorrer los elementos de una parte a otra de la imagen.

El flujo crea la ilusión de movimiento (o ausencia de movimiento si se desea). Las líneas diagonales se consideran generalmente más “dinámicas”, mientras que las líneas horizontales y verticales se consideran más “estáticas”. Un equilibrio cuidadoso de elementos estáticos y dinámicos dará un sentido global de movimiento a tus fotografías.

 

Juega con la dirección

direccionLa dirección es similar al flujo. También crea la ilusión de movimiento. Si hay algo en la fotografía que parezca estar en movimiento, tiene una dirección en la que se mueve.

Un ejemplo de esto son las luces de peatones de un semáforo. Cuando está en rojo para los peatones, la figura representa un peatón inmóvil, con las piernas juntas y los brazos bajados. Visualmente, no tiene ninguna apariencia de estar en movimiento. Sin embargo, la figura del peatón en verde que permite cruzar tiene una dirección en la cual se está moviendo. La dirección en fotografía se puede crear de muchas maneras. Una figura a punto de cruzar una calle puede transmitir movimiento aunque la veamos estática y no se muevan sus brazos y sus pies, porque podemos imaginarla un segundo después cruzando la calle. Del mismo modo, un coche que aparece cortado en el lado izquierdo de una fotografía en la que solo se ve su parte delantera, podemos imaginarlo un segundo después al lado derecho de la foto.

 

Los elementos repetidos

elementos repetidosLa repetición de algún elemento (unos globos, unos pájaros), dan un sentido de relación de distintas partes de una imagen.

Por ejemplo, una bandada de pájaros pueden estar moviéndose en grupo por el aire, definiendo formas interesantes en el cielo y añadiendo información sobre la dirección de la fotografía.

En algunas ocasiones puede aportar factores psicológicos, como el sentido de la unión y el compañerismo.

 

 

 

Los colores siempre dicen algo

Existen dos tipos de colores, los cálidos y los fríos.

Los rojos, naranjas y amarillos forman parte de la gama de colores cálidos.

coloresLos azules, verdes y violetas forman parte de la banda de colores fríos.

Existen muchos elementos psicológicos ligados a los colores. Por poner un ejemplo, los azules se consideran colores tranquilos, mientras que lo rojos son más temperamentales. Existe mucha literatura al respecto de la psicología del color, por lo simplemente resumiremos que el color tiene una importancia determinante en la composición.

En materia de colores hay que prestar atención también al contraste. El contraste se define como la diferencia de luminosidad entre las partes más claras y más oscuras de nuestra foto.

 

El interés de los grupos de tres

grupos de tresParece existir una percepción especial de los números impares en fotografía, y en especial de los grupos de tres elementos.

Un único elemento puede transmitir soledad o aislamiento, con dos elementos una foto puede quedar demasiado bien equilibrada y estática, y cuatro elementos pueden resultar demasiados para distribuir.

Por algún motivo que no se explicar, a las personas nos gusta el número 3. En fotografía suele funcionar la agrupación de tres elementos como centro de interés.

 

La regla de los tercios

r7Ya escribimos un artículo que explicaba la regla de los tercios con más detalle. Si nos fijamos en obras de arte en cualquier museo, podremos comprobar que si dividimos un cuadro en cuadrículas de igual tamaño de 3×3, las cuatro intersecciones de las cuadrículas dentro del cuadro marcan los puntos de interés.

Trazando esta cuadrícula imaginaria sobre la mayoría de las obras nos daremos cuenta de que elementos fundamentales del cuadro recaen sobre esas intersecciones: ventanas y puertas, ojos, líneas de horizonte, picos de montañas, … Está comprobado que llevando nuestro punto de interés a uno de esos cuatro puntos conseguimos una imagen mucho más interesante.

En este sentido, reseñar que existen cámaras que permiten visualizar en su LCD una rejilla (grid en inglés) para trabajar con los tercios, por lo que te animo a que revises el manual de vuestra cámara si consideras que os puede ayudar a la hora de mejorar la composición.

 

El espacio negativo

espacio negativoSe considera espacio negativo los grandes espacios vacíos, normalmente en blanco o negro, dentro de una fotografía, normalmente a un lado.

El alejamiento del elemento central de la imagen, rellenando el resto de la foto de un espacio vacío nos permite transmitir una información adicional de soledad, aislamiento o calma a la imagen.

Aunque no es un recurso que vayamos a utilizar habitualmente, no está de más conocerlo. Está enfrentada a la regla de composición consistente en rellenar el encuadre comentada más arriba en este mismo artículo.

 

Trabajando las tres dimensiones: frente y fondo

frente - fondo El contenido del frente y del fondo de una foto es importante. Tanto en el fondo como en el frente tienen aplicación otros elementos compositivos como los colores o las líneas.

Lo importante en el frente y en el fondo es que no haya demasiados detalles que puedan distraer la vista del espectador del centro de interés.

La mejor herramienta con la que contamos para marcar la diferencia entre el frente y el fondo de nuestras fotos es la profundidad de campo. Gracias a la apertura del diafragma que utilicemos a la hora de hacer fotografías, conseguiremos mayor o menor nitidez en el fondo.

 

El enmarcado natural

enmarcadoExisten elementos que pueden ayudar a poner un marco al centro de interés de la foto.

Algunos de estos elementos son muy claros, tapando completamente parte de la foto, como puertas, ventanas o puentes.

Otros actúan de una forma menos clara, simplemente orientando nuestra vista. Es el caso de las señales de tráfico o las ramas de los árboles, …

Cualquier elemento que “encierre” el centro de interés nos permitirá enmarcar la foto, dirigiendo la atención hacia el elemento deseado.

 

Las curvas en S

curvas en SLas curvas en “S” son un elemento muy recurrente en fotografía. Está relacionado con la sensualidad. También transmiten moviento y ayudan a conducir la mirada.

En la vida cotidiana encontramos muchos recursos que nos permiten aplicar curvas en “S” en nuestras fotografías. Una carretera, un camino, el curso de un río, … Son elementos visuales muy potentes que dan interés a la fotografía.

 

 

 

 

 

 

 

 

Resumen

En este artículo hemos querido mencionar algunos de los elementos compositivos fundamentales de la fotografía. Algunos son relativamente fáciles de aplicar, mientras que para otros dependemos de ciertas condiciones del entorno. Lo importante es conocerlos y recordarlos a la hora de hacer fotos, porque con su observación y su recuerdo empezaremos a encontrarlos cada vez con más facilidad en nuestras prácticas de fotografía.