f2.8 Blog de Fotografia y Diseño Grafico cuidar camara – f2.8 – Fotografia y Post-Produccion

La inseguridad, algunos tips para fotógrafos al salir a la calle

Inseguridad en la calle
Hace tiempo que quería escribir sobre esto ya que en mi país son cada vez más frecuentes los robos a fotógrafos y esto se está dando en muchos otros lugares con las crisis económicas.
En febreo del 2012 hubo un hecho lamentable, que fue el asesinato de un fotógrafo frances en la Plaza San Martín de pleno centro porteño, al que quisieron arrebatarle la cámara que llevaba colgada de su cuello y al resistirse recibió un puntazo mortal.

Por eso me tomé el trabajo de redactar unos tips e investigar sobre el tema, espero sus aportes para “cuidarnos más y estar atentos”, porque no sólo corre peligro nuestro equipo, sino también en muchos casos nuestra vida.

La fotografía sigue de moda, cada vez se venden más cámaras y las DSLR, a su vez, han pasado de ser algo selecto para apasionados a algo de primera necesidad a la que sucumben tanto fotógrafos avanzados como novatos y casuales. Esta creciente demanda repercute directamente en la seguridad (o falta de la misma) del fotógrafo y especialmente de su equipo.

Hasta ahora había dos grupos de fotógrafos cuyos equipos debían estar especialmente protegidos: los sufridos corresponsales de guerra y demás conflictos peligrosos, por razones obvias e inherentes a su profesión y los paparazzi quienes se arriesgaban al arrebato destructor del famoso de turno. Ahora los amigos de lo ajeno nos han puesto en el punto de mira, veamos cómo.

Los ladrones hoy en día están muy especializados. Reconocen fácilmente a los fotógrafos, equipos, marcas y modelos de las mochilas fotográficas más usadas con solo verlas y en cuanto entramos en su juego “perdimos”.

¿Cómo podemos protegernos?

-Primero tengamos algo muy en cuenta, los fotógrafos estamos pendientes de la “foto”, los ladrones o cacos están pendientes de nuestros movimientos y de lo que llevamos encima (esto se aplica a cualquier país).

-No aparentar ser turistas, ya que los ladrones están más atentos a este tipo de víctimas. No mapas en la mano, no cámaras reflex de gran tamaño colgando a los lados de la cintura.

-Si sabemos que vamos a hacer fotos en lugares populosos o arriesgados, no llevar un equipo caro (réflex con sus objetivos) a esa zona peligrosa. Lo ideal es una cámara barata, por ejemplo una compacta. No es lo mismo que nos roben una cámara réflex con su objetivo (en el mejor de los casos y que se olviden de tirar de nuestra mochila) a que nos roben una compacta barata. Además, la calidad que ofrecen la mayoría de las compactas hoy por hoy, es bastante grande y nada tiene que ver con las de hace algunos años. Cierto que faltarán algunas funciones y versatilidad, pero si sabemos buscar, podremos encontrar excelentes compactas a muy bajo precio y con una muy buena calidad de imagen.

-Cuando vamos por la calle con la cámara lo que debemos procurar es guardarla siempre que no la vayamos a usar inmediatamente y en caso de llevarla en la mano deberíamos, aunque resulte incómodo, asegurarla con alguna solución casera a la ropa o la mochila usando, por ejemplo, la rosca del trípode.
En cuanto a la mochila ya no basta con tapar el nombre de la marca para evitar que sea reconocida, hay que agarrarla en toda ocasión en la que sospechemos o no nos sintamos seguros. Se puede optar por cambiar de mochila, y llevar una no tan llamativa y urbana por delante en forma cómoda y seguramente.

-Observar el panorama a nuestro alrededor y fijarnos si puede haber alguien sospechoso para estar atentos a cualquier movimiento hacia nosotros.

-Si estas por viajar a una ciudad que no conoces, habla antes con colegas de la zona sobre qué cuidados tener y en qué lugares podes trabajar tranquilo y cuales debiéras evitar. Esto es imprescindible!!
Hoy las redes sociales facilitan mucho esta tarea. Sino, puedes siempre hablar con gente que conozca la ciudad una vez allí, pero no te quedes con un solo comentario!

-Nuestro equipo fotográfico es nuestra oficina, nuestra herramienta y en muchos casos, nuestro cable a tierra. No lo descuides nunca, llevalo siempre contigo, no lo dejes nunca fuera de tu alcance, porque siempre existirá alguien con malas intenciones observándote atentamente, y si te concentras mucho en tu trabajo, puedes quedarte sin parte de tu equipo.

-Siempre evita estar solo con tu cámara, tal vez alguien que no esté sacando puede prestar más atención a las circunstancias. Si estas en una zona desconocida para vos, procura moverte con alguien de la zona, ya que sabrá indicarte por donde NO debes andar.

-Si es posible en los lugares riesgosos siempre salir en grupo, es una estrategia que ahuyenta a los arrebatadores que trabajan solos.

-Es muy común que los ladrones en moto (“motochorros” en Argentina) arrebaten cámaras en la vía pública. Suelen aprovechar el momento en el que estas tomando la foto, ya que solo miras el ocular o la pantalla y estás distraído.

-Si estas trabajando en un evento social, ten mucho cuidado a la salida del mismo y observa bien los movimientos, no seas predescible, incluso cuando regresas a tu domicilio. Es muy fácil identificar a un fotógrafo saliendo de una fiesta.
Si estas concentrado en tu trabajo, es mejor que siempre haya alguien exclusivamente para observar los alrededores y aletar a tiempo a quienes estén trabajando para tomar acciones.

-Y por último, lo más importante, ante el robo inminente NO pongas resistencia, nunca sabemos si el arrebatador lleva un arma blanca o de fuego, es más importante nuestra vida que el equipo.

Si viajan a Argentina, pueden consultarme sobre el tema y que lugares visitar y cuáles no.

Buenas fotos para todos y cuídense!